jueves, 2 de agosto de 2007

Ornamentos de muerte

Otro ejemplo del egoísmo y soberbia humanas, sacrificar hermosos animales silvestres para robar la belleza de sus pelajes y plumajes y utilizarlos para un evento tan banal y efímero como una danza folclórica, yendo en contra de la Pachamama (madre tierra) que generalmente dicen respetar y homenajear en éste tipo de eventos. Espero no se me malinterprete, pero considero que el asesinato de una especie animal silvestre y en muchos casos en peligro de extinción hace banal a cualquier evento religioso, fashion, alcohólico y dizque "tradicional".


La Paz, 01 ago (ABI).- La organización boliviana de Protección Global de la Naturaleza (PGN) denunció, este miércoles, que en la ciudad de La Paz existe una cadena de depredadores que se dedica a sacrificar animales silvestres, como flamencos, tigres y zorros, para ciertas danzas que demandan plumas, pieles y órganos que se exponen en las entradas folklóricas del Gran Poder y Universitaria.

foto: Los caracoles Errantes


Respeto las danzas folclóricas, pero no pueden justificar el uso de pieles y plumas de animales silvestres por "tradición",
ya que éstas danzas ya han sido tergiversadas, (por ejemplo: los tobas, que no eran cazadores de cabezas pero los danzarines ostentan cráneos humanos en sus atuendos, y lucen enormes penachos de plumas al estilo del más conocido estereotipo de "indio piel roja" del "far west", así que bien podrían utilizar plumas de pollo de granja en lugar de plumas de flamenco, la danza tradicional ya no existe, en su lugar está una mezcla de danza original mezclada con cultura popular globalizada, altamente influenciada por la televisión y aunque no quieran, por la "cultura" yankee.)


Los ociosos éstos (bailarines, cazadores y comerciantes) involucrados en éste tipo de atentados a la biodiversidad merecen una dura sanción, así como cualquier delincuente contrabandista de ejemplares silvestres o un ladrón de pinturas coloniales.
Que la cultura nos sirva para proteger nuestros recursos naturales, para ser conscientes que no tenemos el derecho de sacrificar la vida silvestre en nombre de la "belleza", que la cultura no sirva sólo como excusa para ingerir cantidades admirables de cerveza, y para saquear los recursos de la fauna que no nos pertenece, sino que comparte éste mundo con nosotros.
Es una verdadera vergüenza.

3 comentarios:

Daniela dijo...

yo respeto mucho las tradiciones pero desde el momento de sacrificar animales en ofrendas o simplemente usarlos como adornos ... se me van mucho a la §$%& (las tradiciones)

Sólo hay que ver como pierde su "majestuosidad" el carnaval de oruro al ver en las manos de los morenos quirquinchos usados como matracas!!!

Alguna organización debería comenzar a trabajar un proyecto de ley para la protección de los animales, pero no sólo de animales silvestres, sino también domésticos que día a día son torturados por seres más silvestres y salvajes.

De alguna forma deberíamos también preocuparnos por hacer algo por los animales que son comercializados en los mercados. Se dio el caso en Cochabamba de una lechuza, expuesta a todo tipo de maltratos que pretendían vender ... y a diario vemos ese mismo maltrato en las calles periquitos, loritos, etc.

existirá un lugar a donde se puedan hacer denuncias sobre estos abusos?

Don Juan de Sarco dijo...

Daniela: una de las cosas más hermosas que ví, fue una lechuza blanca libre en un molle de mi zona (Sarco - Cochabamba). Y una de las cosas que más me llena de bronca es ver éste tipo de actos, de gente que mata o tortura animales por placer... en Tarija conocí a alguien que cazó una vicuña para comer ¿puedes creer? o las personas que matan buhos, murciélagos y culebras inofensivas por ignorancia y/o superstición.

Y bueno, yo también quisiera saber donde hacer éstas denuncias o saber que ésta gente trabaja y logra concientizar a por lo menus una parte de la gente, sería muy bueno, yo por mi parte seguiré oponiendome fervientemente a éste tipo de actos, intentaré concientizar por lo menos a un grupo pequeño de personas.

Saludos

Fuzzy dijo...

Hace un tiempo que vi el documental Earthlings, muy bueno, conmovedor. La realidad de las cosas es que somos todavía seres primitivos y a veces inflingimos dolor y maltrato no solo a seres "inferiores" a nosotros sino a nuestros semejantes tambien.
El día que aprendamos a no ser crueles con los nuestros creo que aprenderemos a respetar a los demas seres que comparten nuestro mundo.
Saludos

Google