viernes, 28 de septiembre de 2007

Consecuencias de la relación con Irán


El Ayatollah Linera

2 comentarios:

Lorenzo Choquehuanca Müller dijo...

Ver a García Linera, que se autodenomina como marxista ortodoxo (es decir, materialista y ateo), de fiesta con el presidente de una nación teocrática, no deja de ser una paradoja. Da la impresión que estamos ante la relación entre dos conservadurismos, uno de izquierda y el otro de derecha. Uno ve el mundo con los anteojos marxistas del siglo XIX, el otro con la chilaba mahometana del siglo VI. Lo único que tienen ambos en común es el desprecio a los EEUU.

Don Juan de Sarco dijo...

la imagen es resultado de plasmar la milésima parte de su ridículo discurso.

Google