domingo, 8 de marzo de 2009

El MAS es culpable

De un tiempo a ésta parte el riesgo que corren personas por pensar diferente al rebaño está presente en casi todas las regiones del país, de uno y otro bando étnico, político, deportivo, hasta tribal urbano y cultural pop, la intolerancia ahora es un derecho de todos, es casi una obligación y cada quien defiende su uso y condena su uso en los otros.

La condena a la intolerancia casi siempre está presente, pero aún así la practicamos justificándonos hasta en los más absurdos motivos: "tración a la raza propia", "estar con los ricos", "estar contra El pueblo", "estar contra la paceñidad, cruceñidad, potosinidad, cochabambinidad y toda mierdidad existente y por existir"... generalmente con miopes postulados que llegan a las conclusiones que necesitamos para autojustificarnos y así empezar con los hostigamientos que tanto placer nos dan... y es hasta gracioso ver como cada grupo, respaldado en el número de sus seguidores (casi en estado zombie) afirma que SU grupo es más boliviano que el grupo de allá, que SU sindicato es más honrado que el sindicato de acá, que aquel grupo merece desaparecer por neoliberal, que ésta comunidad es pobre y aquella es rica (por lo tanto corrupta), que éste ayllu es más originario que la región de allá... no importa las sandeces que se digan, nadie se atreve a disentir por miedo a la dictadura sindical,

Casi siempre el resultado de éstos eufóricos mitines donde el que más grita es el que más vale, es la condena y la satanización del adversario, seguido del fomento de la violencia y la intolerancia.

Y es que en Bolivia no existe una garantía para pensar diferente, aunque la nueva constitución se base en infinidad de pluralismos, el único pluralismo que vale es el pluralismo que enarbola el gobernante, quien es el primer ente llamado a infundir conciencia de tolerancia y el primero que la destruye, es el líder quien se beneficia de éstos actos mientras hipócritamente dice defender la libertad y la democracia luego de satanizar a todos sus adversarios. Quizás producto de su profunda ignorancia y/o de su ceguera ideológica y parte de la campaña propagandística, son incapaces de percibir y reconocer el efecto de sus acusaciones, pero se convierten en hábiles oradores a la hora de negar cualquier responsabilidad en la violencia desencadenada por sus seguidores que absorbieron todo el odio en el discurso previo, y aprovechan para culpar al adversario de "provocación".

Ayer vimos otra muestra de la intolerancia ejercida en contra de ciudadanos bolivianos quienes fueron golpeados y desalojados de su hogar por personas que creen tener el derecho de calificar de traidor a quien disienta de sus intereses, intereses mezquinos de arrebatar las propiedades de éstas personas y justificándose en el ejercicio que hizo una de éstas personas a su derecho inalienable de libertad de opinión, calificada como "traición" por el gobierno y por los autores materiales de éste delito.

En el deplorable hecho fueron agredidos la esposa, hijos, hermana y sobrinos de Victor Hugo Cárdenas, ex-vicepresidente de la república del 1993 al 1997 durante el gobierno de Gonzalo Sanchez de Lozada (el enemigo favorito en cada discurso de Evo Morales), la razón que enarbolaba la horda de campesinos ebrios: la campaña por el NO que realizó Cárdenas para el pasado referéndum del 25 de enero (hecho inconcebible para personas con escasas neuronas y que no comprenden la inexistencia de vínculos obligatorios entre lo político y lo étnico)

Entre las incoherencias vociferadas por los beodos agresores están acusaciones de robo y posesión de casas en Santa Cruz y la supuesta afinidad con "los cambas", y ser "cómplice de Sanchez de Lozada y defender a los ricos...", para luego izar la wiphala como símbolo de victoria y posesión de la casa (otra razón para rechazar ése símbolo de violencia).

El gobierno fiel a su papel de víctima ha negado la responsabilidad en los hechos, olvidando la mención que frecuentemente hacen el propio Morales y el deslenguado Sacha Llorenti al supuesto cambio de apellido de Cárdenas, el ejercicio de vicepresidente "al lado del enemigo" durante la "maldita capitalización", y por sobre todo la campaña por el NO y los constantes juicios de valor respecto a la moral de Victor Hugo Cárdenas, como parte de la eterna guerra sucia propagandística que ejercita el gobierno.

Incluso la Agencia Boliviana de Intolerancia lejos de condenar el hecho, justifica sutilmente los actos de violencia en contra de la familia Cárdenas:
"Cárdenas se alineó públicamente con los defensores del No en el referendo del pasado 25 de enero en el que se votó la nueva Constitución Política del Estado impulsada por Morales y que ganó en las urnas con cerca al 62%".

"castigarán al cómplice de Gonzalo Sánchez de Lozada (ex presidente del país acusado de la muerte de más de 60 personas) porque sólo defiende los intereses de los ricos"

En días pasados Evo Morales se refirió respecto a la presencia de posibles huesos humanos en el ministerio de gobierno, presuntamente víctimas de la dictadura, con la siguiente frase: "Si se demuestra que realmente son huesos de seres humanos los pichones de la dictadura tendrán que pagar", en una clara actitud de amenaza de vinculación a cualquiera de los actuales opositores que hubieran tenido relación con los partidos políticos sospechosos y no necesariamente responsables directos ni indirectos de los hechos, demostrando una vez más que Evo Morales acusa nomás y luego los abogados deben legalizar la acusación, para éso han estudiado... y claro está el beneficio político de éstas acusaciones es invaluable y Evo Morales no va a desaprovecharlo, luego los sectores sociales ebrios van a utilizar la frase para promover su ambición o sencillamente para cumplir las órdenes de cercar cualquier edificio convenientemente designado.

És en éstos momentos que vemos que la nueva constitución política del estado sólo se va a cumplir cuando se trate de favorecer al gobierno y/o perjudicar a los opositores, porque de ser cierta la intención del gobierno de cumplirla por sobre todas las cosas, los campesinos ebrios serían capturados, Evo Morales evitaría desprestigiar y desacreditar a los críticos de su gobierno y quizás algún día ése montón de palabras entre en práctica y beneficie a todos los bolivianos.

5 comentarios:

Nicolás Colque dijo...

vvimos, como siempre, tiempos difíciles. El desprecio por la democracia, la canallada permanente. Pobres de nosotros, tener que cargar cada día con el peso de ser bolivianos

Koya Loco dijo...

Exactamente, pobre de nosotros por ser BOLIVIANOS, sin embargo, la imagen del presidente (con minuscula) en el exterior esta mejor que nunca y muchos no pueden esperar para poder expresar su apoyo a este hdp y su banda de saqueadores. lo que nos espera es un futuro inciero, cualquier rato los 'campesinos' protegidos por el MAS pueden EXPROPIAR tus bienes! cabrones masistas malparidos ojala mas uno de Uds lea esta nota

K.L.

CUCHITA dijo...

Bueno hace mucho tiempo que evo paso el numero de muertos de goni, y ahora que?? iremos con nuestras pancartitas??

Ñoño dijo...

El proyecto del MAS es totalitario. Este gobierno no tiene escrupulos a la hora de trazarse objetivos. La democracia esta perdiendo su tamiz de protectora de la ciudadania.

Don Juan de Sarco dijo...

Y siguen justificando la violencia, hace un rato escuché por la radio como la ministra de justicia se refiere a Cárdenas como "el vicepresidente de goni"... y encima siguen negando su responsabilidad!!!

Gracias por los comentarios

Google